Como no me quiero enfermar, Me Protejo

Las enfermedades también se contagian energéticamente. Aprende cómo mantener la salud en este artículo.

Como no me quiero enfermar, Me Protejo

por Tarwe Hrossdottir

 

Hay muchas campañas para que nos protejamos del frío, de las enfermedades estacionales, de las enfermedades por transmisión, pero ¿por qué nadie nos advierte contra la energía negativa? Para esto, la protección psíquica es nuestra primera opción.

¿Te imaginas la cantidad de energía electromagnética nociva a la que estamos expuestos todo el día?

 

La Energía Electromágnetica causa enfermedades

Solamente en tu casa es probable que tengas tres o más de estos aparatos: computadora, Tablet, impresora, celular, microondas, estéreo, televisión, consola de videojuegos, dvd, bluray, cargadores para todo, wifi o amplificadores de señal de wifi.

En las oficinas y negocios tenemos otro tanto, pero multiplicado para toda la cantidad de usuarios que realizan sus labores allí, además de elevadores, alfombras, vidrio, metal, cableado, antenas, estacionamientos, tuberías y sótanos.

Y luego en el día estamos expuestos a toda la gente con estrés, problemas personales que no saben cómo trabajar, emociones inestables, corajes, injusticia o depresión.

¿Y quién nos alerta sobre eso?

Para nosotros es normal vivir en una sociedad con polución energética, estamos tan acostumbrados a permanecer entre toda esa energía nociva, que ni siquiera nos percatamos de que está ahí todo el tiempo, contaminando nuestros alimentos, nuestros pensamientos, emociones y actitudes.

Solamente cuando tenemos oportunidad de salir de la ciudad, nos damos cuenta de la baja calidad de la energía de la que nos alimentamos diariamente. Y definitivamente esto importa tanto como alimentarte o dormir correctamente. Aunque mantengas un estilo de vida saludable, si no te acostumbras a tener una buena higiene energética, vas a tener la misma probabilidad de enfermarte que cualquiera de tus vecinos.

 

Obsérvate. Si un día saliste de tu casa positivo, y en el transcurso del día te fuiste sintiendo diferente, entonces te contagiaste de energía negativa. Es así de sencillo.

Y ya no importó la comida sana, el ejercicio, las vitaminas, ni el jugo que te tomaste o la grasa que evitaste, porque de todas formas tu campo electromagnético se cargó de partículas nocivas que provocaron más estrés, más cortisol, más adrenalina, un metabolismo deficiente, decisiones sin meditar, reacciones en vez de emociones profundas, sobrepeso, retención de líquidos, estreñimiento y una serie de consecuencias negativas, tanto para ti, como para todos los que te rodean.

 

Aprende protección psíquica

Por eso es importante que aprendas a diseñar una rutina de higiene energética personalizada, que se ajuste a tus horarios, actividades diarias y al ambiente familiar y de trabajo donde te desenvuelves. Tener prácticas efectivas para proteger tu energía, te ayudará a mantenerte estable durante todo el día, y mucho mejor, a potencializarla ante los retos y dificultades que se te presenten.

Para que aprendas a manejar mejor tu energía y la de los demás, te recomendamos cursar la Certificación en Protección Psíquica, que está disponible en formato presencial y a distancia.

Más info pulsando aquí.

Summary
Como no me quiero enfermar, Me protejo
Article Name
Como no me quiero enfermar, Me protejo
Description
Las enfermedades también se contagian energéticamente. Aprende cómo mantener la salud en este artículo.
Author
Publisher Name
Hermandad de la Diosa Blanca
Publisher Logo
Como no me quiero enfermar, Me Protejo
5 (100%) 11 votes
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image